Adiccion a la comida tratamiento

¿Qué es la adicción a la comida?

La adicción a la comida, que no figura en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-5, puede ser similar a otras adicciones y a menudo requiere tratamientos y apoyo similares para superarla. En este artículo se enumeran las 4 opciones de tratamiento de la adicción a la comida más comunes. Cuando se piensa en las sustancias adictivas, la mayoría de la gente pone las drogas ilícitas, el alcohol y los cigarrillos a la cabeza de la lista, sin pensar siquiera en los alimentos que consumen a diario.

Esto tiene sentido, dado que la «adicción a la comida» no está incluida actualmente en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM), la clasificación estándar utilizada por los profesionales de la salud mental en Estados Unidos para diagnosticar la adicción. Sin embargo, quizá debería estarlo, ya que hay más de 100 millones de adultos considerados obesos en Estados Unidos, en comparación con los 17,6 millones de alcohólicos y el millón de consumidores crónicos de heroína del país. ¿Es el «consumo» de alimentos la droga preferida de Estados Unidos?

El «jurado» aún no se ha pronunciado, por así decirlo, cuando se trata de clasificar la comida como una adicción. A favor, la investigación científica nos muestra que ciertos alimentos apetecibles pueden crear una reacción similar al impacto que tienen las drogas en nuestro cerebro. Por ejemplo, cuando una persona come repetidamente azúcar, que se esconde en muchos de los alimentos que consumimos, hace que se libere dopamina en las zonas del cerebro relacionadas con la recompensa.

Qué significa tener una adicción a la comida

Estas mismas zonas del cerebro se activan cuando se bebe alcohol o se fuma.. La recompensa de comer azúcar puede llevarnos a seguir comiendo, lo que en última instancia dificulta la reducción de la ingesta. Se crea o no que la comida es una adicción real que debería incluirse en el DSM, no hay duda de que existe un problema.

No podemos ocultar el hecho de que existe una epidemia creciente en todo el mundo, con 2. 100 millones de personas consideradas obesas o con sobrepeso. En Estados Unidos, el 69% de los adultos de 20 años o más y el 18,4% de los adolescentes de 12 a 19 años se consideran obesos o con sobrepeso, según los CDC. Debemos entender que la obesidad es un problema mucho más complejo que comer demasiado o no ir al gimnasio.

Cuando alguien está luchando contra una adicción a las drogas o al alcohol, no nos limitamos a decir: «Oh, sólo les falta fuerza de voluntad. Simplemente necesitan redirigir sus impulsos». Un adicto a la comida es, técnicamente, cualquier persona que esté excesivamente preocupada por la comida, la alimentación y la imagen corporal.

No se trata de alguien que aprecia una buena comida o le encanta salir a cenar. Con una adicción a la comida, la persona también depende de la comida para sentirse cómoda. Un adicto a la comida puede utilizarla para suplir algo que falta en su vida, como el amor o las amistades fuertes.

Puede haber razones biológicas, psicológicas o sociales por las que alguien desarrolle una adicción a la comida.

¿Qué es la adicción a la comida?

Los adictos a la comida utilizan los alimentos -especialmente los azucarados- como cualquier otro adicto utiliza una sustancia adictiva.. De hecho, en estudios de laboratorio, los adictos al azúcar muestran cambios en los patrones y la actividad del cerebro similares a los de otros adictos. Su relación psicológica con la comida se basa en cómo piensa y se comporta en torno a ella.

Cuando se tiene una adicción a la comida, se pierde el control sobre los tipos y las cantidades de alimentos que se consumen. Te vuelves dependiente del efecto de «sentirse bien» que tienen ciertos alimentos en ti, aunque las buenas sensaciones no duren. Nuestra cultura no suele asociar el hecho de comer en exceso con la adicción a la comida.

Sin embargo, hay una serie de trastornos alimentarios reconocidos médicamente que constituirían algún tipo de compulsión hacia la comida. Estas compulsiones son tan poderosas como las que pueden llevar a alguien a consumir drogas, a beber en exceso o a tener un comportamiento sexual o de juego imprudente. El hecho de aplicar el término «adicción a la comida» es realmente irrelevante en términos de tratamiento.

Las personas que comen compulsivamente necesitan algunos de los mismos tipos de tratamientos que se aplican a otros comportamientos compulsivos. UKAT es el principal proveedor del Reino Unido de servicios de tratamiento para personas que se enfrentan a una adicción y/o compulsión. Incluimos servicios para los trastornos alimentarios.

¿Qué es la adicción a la comida?

Cuando llegue al final de esta guía, le animamos a que se ponga en contacto con nosotros para obtener más información sobre cómo podemos ayudarle.. Si estás luchando con cualquier nivel de adicción a la comida, independientemente de lo leve o grave que sea, podemos ayudarte a encontrar y acceder al tratamiento que necesitas. La adicción a la comida es una adicción conductual que se caracteriza por el consumo compulsivo de alimentos ricos en grasas y azúcares.

Los alimentos ricos en grasas y azúcares activan el sistema de recompensa del cerebro, del mismo modo que lo hacen las drogas y el alcohol. Tanto los trastornos relacionados con la comida como con las drogas pueden provocar una dependencia psicológica, lo que conlleva síntomas de abstinencia cuando un individuo opta por alternativas bajas en grasa o en azúcar. Tenemos que preparar la mesa para el debate sobre la adicción a la comida definiendo dos términos muy importantes: trastorno por atracón y alimentación compulsiva.

Ambos son muy diferentes en varios aspectos importantes. El trastorno por atracón es un trastorno reconocido médicamente que se caracteriza por la ingesta excesiva de alimentos durante un largo periodo de tiempo

Deja un comentario